fbpx
Seleccionar página

Seguramente contás con un traje en tu armario, hoy es un básico pero, ¿siempre fue así? La respuesta, supongo, está lejos de la sorpresa. 

Desde sus inicios, la vestimenta ha sido separada en femenino y masculino, pero durante el siglo XX la moda experimentó una transformación radical. Hasta la primera guerra mundial había permanecido más o menos invariable, pero en 1914 la sociedad cambió para siempre. Las mujeres debieron asumir nuevas responsabilidades en la industria que, con los antiguos vestidos decorativos, era muy difícil llevar a la práctica, e incluso, peligroso. Por el contrario, la indumentaria masculina desde su origen dio libertad de movimiento, algo de lo que nosotras carecíamos.

Un número cada vez más importante de mujeres tuvo acceso a la educación y la práctica de deportes al aire libre se convirtió en un hábito. Ellas comenzaron a salir del hogar para participar activamente de la vida económica y cultural. El rechazo al corsé no se hizo esperar. Las prendas funcionales se convirtieron primero en una necesidad, luego en una moda y el traje se transformó en un artículo esencial, aunque hasta entonces consistió en chaqueta y falda larga.

Aun cuando muchas perdieron sus empleos una vez finalizada la guerra, el cambio fue irreversible. La imagen femenina se había modificado. El androgino estilo a lo garzón, que rechazaba la opresión de la mujer con el realce del busto y la cintura de avispa, logró un reconocimiento mundial. Pero todavía el pantalón estaba reservado para la casa o la playa. Chanel, teniendo presente el contexto político, tuvo un papel decisivo diseñando ropa cómoda y de líneas simples. La actriz Marlene Dietrich comenzó a frecuentar el look andrógino y, junto a ella, las películas de Hollywood ejercieron su influencia en la moda de los años 30. 

Durante la segunda guerra mundial, con la atención puesta en la defensa nacional, surgió el interés por la moda militar compuesta de traje sastre y chaquetas con hombros rectos y hombreras, cintura marcada con cinturón y grandes bolsillos. 

Es paradójico que, finalizada la guerra, el estilo new look logró influir en muchas mujeres, quienes con aires nostálgicos recordaban el pasado aún cuando para esa época el voto femenino era un hecho en varios países. 

En los años 50 Chanel, quien había dejado de trabajar durante el conflicto bélico, volvió con una reversión de su traje chaqueta de los años 20. 

Durante la década del 60, la Alta Costura no se adaptó a la vida cotidiana, y el nacimiento del pret a porter con precios accesibles para mujeres activas y trabajadoras contribuyó al consumo de masas. En 1968 Yves Saint Laurent dio vida a una nueva silueta femenina, transformando el traje de caza en un atuendo urbano, y lanzó una línea de pantalones sastre como moda urbana femenina. Le Smoking fue una innovación para la época. En 1969 Courreges presentó un conjunto pantalón como vestido para la noche. Por esos mismos años, Pierre Cardin lanzó la tendencia unisex. 

Durante los años 70 la estética femenina volvió a tener un cambio radical. En 1979 Margaret Tatcher fue electa Primera Ministra del Reino Unido y la igualdad de género volvió a la escena internacional. La mujer comenzó a luchar por ocupar los mismos puestos que los hombres. La película icónica Secretaria Ejecutiva con Melanie Griffitt da cuenta de ello. 

El Power Dressing se hizo su lugar. Símbolo de respeto, poder y libertad permitió  a la mujer no ser vista como un objeto sexual sino en condiciones de igualdad. Thierry Mugler, quien había debutado en 1973, se convirtió en una de las principales figuras de este estilo.

Armani, desde Italia, también diseñó ropa para hombres y mujeres ejecutivos.

La adopción del traje sastre no estuvo exenta de controversia social. A lo largo de la historia, algunas prendas adquieren nuevos significados. No es el caso de esta que hoy día podemos ver en discursos políticos como los de Emma Watson, Lady Gaga y Janelle Monae levantando la bandera de la igualdad de derechos. Si, igual que a comienzos del siglo pasado.  

¡Espero les haya gustado!

P.D: Pueden ver un reel en mi Instagram con todos los looks. 🙂